Mapuches aseguran que mantendrán la huelga de hambre “hasta las últimas consecuencias”

SANTIAGO DE CHILE — Los 10 presos mapuches que se negaron a terminar con la huelga de hambre el viernes pasado reafirmaron hoy en Chile que mantendrán el ayuno “hasta las últimas consecuencias”.

“(Seguiremos) hasta que el Estado dé solución a los puntos planteados al inicio de la movilización”, indicaron mediante un comunicado. El grupo de mapuches recluidos en la cárcel de la sureña ciudad chilena de Angol agregó que no aceptó el acuerdo al que sí llegaron el pasado viernes otros 28 mapuches, ya que consideran insuficiente el compromiso del gobierno de Sebastián Piñera de retirar las querellas por delitos terroristas que pesaban en su contra, puesto que corresponde al Ministerio Público pronunciarse sobre esas causas.

Los reos indígenas consideran que la modificación de la ley antiterrorista aplicada a sus casos, que se tramita en el Congreso, y el compromiso del Ejecutivo no darían garantías de que no se vuelva a aplicar la legislación heredada de la dictadura de Augusto Pinochet que permite el doble procesamiento por la justicia civil y militar.

Indicaron que aunque esperan un juicio justo, las comunidades pertenecientes a la etnia indígena más importante de Chile “seguirán luchando por el derecho al territorio, defendiendo nuestro derecho a vivir como mapuches y negándose a ser asimilados por la cultura chilena, lo que acarreará nuevos conflictos con la justicia”.

En tanto, el ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, anunció que el gobierno comenzó a recalificar las querellas por la ley antiterrorista contra los comuneros que se encontraban en huelga de hambre, tal como acordaron el viernes cuando 28 mapuches depusieron la medida de presión.

“La palabra empeñada es sagrada y en los próximos días deberemos hacer una presentación en cada uno de los tribunales en que se siguen causas por ley Antiterrorista, iniciadas en querellas del Ministerio del Interior durante el gobierno de la presidenta (Michelle) Bachelet”, dijo el ministro.

La protesta mapuche se relaciona a reclamaciones de tierras, crisis que no ha podido ser eludida por el Estado pese a que las autoridades entregaron o regularizaron la propiedad de medio millón de hectáreas a estos indígenas desde 1990. El nudo del problema es que los mapuches consideran, en base a antiguos títulos de merced, que unas tres millones de hectáreas les pertenecen en el sur del país, zona agrícola, forestal y turística.

dpa

Anuncios

Comenta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s